Imprimir

PALETA OVALADA para tus pintura pastosas

Publicado el por

PALETA OVALADA para tus pintura pastosas

PALETA OVALADA para tus pintura pastosas

La paleta de mano ovalada de pintor es el tipo más conocido  para pintura al óleo o acrílico, es un tablero de madera fina, preferentemente de nogal, en forma de riñón,diseñado para ser sostenido en la mano del artista, que coloca el dedo pulgar en un hueco lateral y la apoya en el brazo. Para pintura en acuarela se utilizan unas con pequeños cuencos realizadas en cerámica, vidrio o plástico.

Paleta de mano ovalada para pinturas pastosas.

Características

Fabricada en madera contrachapada lacada en color nogal, muy ligera y diseñada con la característica forma ovalada y agujero para el pulgar. Se comercializa en dos tamaños para adaptarse a diferentes necesidades y precios. Toda la serie ha recibido un tratamiento de lacado en color natural.

 

Ref.

anchura

prof.

grosor

peso

          3

4

35,5 cm

40 cm

 

24 cm

29 cm

4 mm

4 mm

120 g

165 g

  • La paleta de mano ovalada para pintura al óleo o acrílico.
  • Tiene forma de riñón,diseñado para ser sostenido en la mano del artista.
  • Utilizada para pinturas pastosas.
  • Fabricada en madera contrachapada lacada en color nogal, muy ligera.

Aplicaciones

La paleta de mano ovalada encuentra su principal aplicación como paleta de estudio para pinturas pastosas especialmente para aquellos tipos de pintura de naturaleza no acuosa como todo tipo de pinturas al óleo (pinturas al óleo puras, pinturas al óleo resinosas y pinturas al óleo cereoresinosas), pinturas alquídicas, pinturas a la cera, etc. También puede emplearse en otros tipos de pinturas pastosas como pinturas de dispersión sintética (acrílicas, vinílicas, acrilicovinilicas, etc.), pinturas al temple, etc.

 

tienda_del_artista_lienzos-levante_material-de_bellas_artes_paleta_moreau.

 

Modo de empleo

La paleta de mano ovalada se emplea sujetándola con la mano izquierda, haciendo pasar el pulgar por la abertura practicada al efecto. La pintura se dispone en montoncitos de pasta más o menos pequeños y según nuestras preferencias, hábitos o criterio metódico, distribuidos cerca del borde exterior de manera que el conjunto de su superficie quede libre y despejado para que podamos efectuar las diferentes manipulaciones con las pinturas, diluyentes o disolventes que consideremos necesarias. En el borde exterior pueden sujetarse fácilmente las aceiteras, simples o dobles según nuestras preferencias, para disponer el diluyente o el disolvente que estemos utilizando. La sujeción de la paleta no impide que a la vez podamos sustentar en ella el conjunto de pinceles y espátulas con los que principalmente estamos trabajando mientras con la otra mano manipulamos la pintura en la paleta o la aplicamos sobre el soporte.

Limpieza y conservación

La limpieza de la paleta es importante no sólo por su conservación, sino también porque los restos adheridos y secos de pintura acaban creando una superficie irregular que puede impedir la correcta manipulación de la pintura tierna sobre su superficie. También en ocasiones y por efecto de los disolventes, pueden desprenderse pequeñas partículas de pintura seca que pueden interferir de manera no deseada en la manipulación de la pintura, en la textura de nuestra pincelada y desde luego influyen negativamente en la estructura física de la película de pintura.

La limpieza depende del tipo de pintura que se haya empleado. En las pinturas miscibles con disolventes después de desprender los pegotes de pintura con el cuchillo de pintura normalmente sólo será necesario frotar con un poco de papel higiénico o restos de papel de periódico impregnado en el disolvente, por ejemplo, esencia de trementina o esencia mineral. En pinturas acuosas se procederá de modo semejante pero en lugar del disolvente se puede emplear agua.

Los restos de pintura ya seca pueden eliminarse por medio de disolventes más enérgicos como el xileno o rascarse con el canto recto y vivo de un trozo de cristal. Este sistema, aun siendo muy agresivo con la superficie de la paleta, es preferible a la práctica habitual, y desde todos los puntos de vista desaconsejable, de reblandecer la pintura a base de quemarla con ayuda de disolventes.

Finalmente podemos alargar la vida de la paleta si de vez en cuando con el tiempo vemos que ha perdido la película de laca que la protege, la impregnamos con un protector de madera y seguidamente la recubrimos, frotando intensamente con una muñequilla o torunda, con una fina película de aceite de linaza refinado.

 

En Tienda del Artista puedes comprar paletas de pintura ovaladas:

 

 

 

 

tienda_del_artista

 


Solo los usuarios registrados pueden poner comentarios.
Identificarse y añadir comentario Regístrese ahora